Que la naturaleza siempre me sorprenda!!!

Que la naturaleza siempre me sorprenda!!!

miércoles, 15 de agosto de 2012

Cultivar papas en bolsas


Este es un pequeño instructivo, con las fotos paso a paso y la cosecha posterior, de como se pueden cultivar papas en bolsas en nuestras casas, sin necesidad de tener mucho lugar. He usado las bolsas para escombro que son más gruesas)

Historia del cultivo de papa

La papa es originaria de los andes centrales y su cultivo comenzó hace unos 8000 años en las orillas del lago Titicaca en Bolivia, extendiéndose luego a todos los pueblos andinos. 

En el continente Americano hay unas 200 especies de papas y más de 5000 variedades.
Sin embargo, lo que hoy se conoce como papa en muchas ciudades de Argentina, contiene solo una  pequeña porción de la diversidad genética de unas 7 de esas especies, perdiéndose en esa búsqueda de tamaño y peso de cada papa, un gran potencial nutritivo, que tiene este maravilloso tubérculo. La papa  de variedad Spunta, la más difundida en Buenos Aires, por ejemplo, es una papa con un gran contenido de agua y muy bajo porcentaje de almidón y otros nutrientes, mientras que las papas menos tradicionales como la colorada o las papas andinas, son mucho más completas nutricionalmente, además de tener un sabor y una textura muy superior a la Spunta.




Cultivo de la papa
La papa es un tubérculo que crece desde los estolones que emite el tallo. Esto es importante, ya que condicionará la técnica de cultivo de esta maravillosa planta. El aporque (amontonar y agregarle tierra a la base de la planta) es muy importante, ya que promueve el crecimiento de esos estolones que van a dar origen a las papas. 


Sabiendo esto, ya podemos comenzar.

Este aporte, es solo una idea, pueden usarse cualquier tipo de bolsas reutilizando aquellas que se desechan, como las que entregan en los corralones cuando se compra arena o piedra por bolsa, bolsas de plástico como las de batata que en las verdulerías también las desechan, etc...

Bolsas del tipo para escombros

Le realizamos agujeros en la base para el drenaje del agua.








Le colocamos el sustrato que puede ser tierra negra de jardín con el agregado de perlita o arena gruesa.


 Las papas elegidas, deben ser sanas, no tener cortes ni hongos ni pudriciones. Para un cultivo hogareño como este, es preferible usar papas medianas y no trozarlas, ya que podríamos aumentar el riesgo de pudrición de la "papa semilla" que es como se la denomina a la papa que usamos para iniciar nuestro cultivo.

Una vez seleccionada la papa a usar, dejarla una semana a 10 días aproximadamente, en un lugar cálido, como puede ser la cocina, cerca del termotanque, etc...para que se activen y desarrollen los brotes antes de plantarla.

Colocamos esa papa con sus brotes, sobre el sustrato que ya fue colocado en el fondo de la bolsa.  Cubrimos a la papa con tierra, (no mucha, unos 5 cm aprox.) y la regamos.

Los bordes de la bolsa, que están enrollados, se irán desenrrollando a medida que le vamos aporcando (agregando) más sustrato, al ritmo del crecimiento de los tallos con hojas.

El riego no debe ser intenso al comienzo, solo mantener la tierra húmeda, he ir aumentando a medida que comiencen a desarrollarse los tallos y las hojas.

 El ciclo aproximado (dependiendo de la variedad de la papa elegida y para la Prov de Bs As. es de unos 100 a 120 días. Durante ese tiempo, la planta crecerá y los aporques continuarán hasta que se haya desenrollado toda la bolsa.

Cosecha

Cuando las hojas de la planta de la papa se ponen amarillas y los tubérculos se desprenden con facilidad de sus estolones, significa que la papa está madura. Si las papas van a almacenarse en vez de consumirse enseguida, se dejan en el suelo para que la piel se haga más gruesa, porque una piel más gruesa previene las enfermedades que se producen durante el almacenamiento y evitan que la papa se encoja por pérdida de agua. Sin embargo, si se dejan los tubérculos en el suelo demasiado tiempo, aumenta la posibilidad de que contraigan alguna enfermedad.
Para facilitar la cosecha, el follaje de la planta de la papa se deberá eliminar dos semanas antes de sacar los tubérculos de la tierra. Durante la cosecha es importante no lastimar o producir algún tipo de lesión en los tubérculos que puedan servir de ingreso a las enfermedades durante el almacenamiento.

 

En agosto es el mes ideal para comenzar a sembrar papas!!!
Así que manos a la obra, y cuéntenme como les fue.